In The News

Un grupo internacional de periodistas realiza una visita a la Planta de Desalinización de Sorek

Una delegación de periodistas organizada por MediaCentral, una organización sin fines de lucro que brinda servicios de enlace con medios de comunicación, realizó una reciente visita a las instalaciones de Sorek, la planta de desalinización más grande del mundo, con la finalidad de conocer sobre la historia de éxito israelí y la innovación tecnológica que inspiró la necesidad de generar agua limpia y potable en entornos que presentan desafíos.

Vista aérea de Sorek, la planta de desalinización más grande del mundo

Una delegación de periodistas organizada por MediaCentral, una organización sin fines de lucro que brinda servicios de enlace con medios de comunicación, realizó una reciente visita a las instalaciones de Sorek, la planta de desalinización más grande del mundo, con la finalidad de conocer sobre la historia de éxito israelí y la innovación tecnológica que inspiró la necesidad de generar agua limpia y potable en entornos que presentan desafíos.

Entre los medios que asistieron se encuentran USA Today, Time Magazine, Getty & Bloomberg Environment (Estados Unidos), Frankfurter Allgemeine Zeitung (Alemania), Kyodo news (Japón), Science and Technology Daily (China), Mediaset (Italia) y Record TV (Brasil).

Durante el recorrido, los participantes asistieron a una presentación realizada por el Dr. Boris Liberman, Vicepresidente y Director de Tecnología de Membranas de IDE, y se les expuso sobre la tecnología innovadora de desalinización de IDE y el impacto que ésta tiene en la creación de soluciones de agua sostenibles. Hila Koren, Gerente de Marketing de IDE, compartió más información sobre la historia de IDE y cómo Israel se ha convertido a en una nación que le hace frente a la sequía gracias a la desalinización.

IDE supervisa tres de las cinco plantas de desalinización que han sido inauguradas desde el año 2005, incluidas las Plantas de Sorek, Hadera y Ashkelon. En la actualidad, aproximadamente el 70% del agua potable de Israel proviene de la desalinización y se espera que sobrepase el 80% una vez que la Planta Sorek 2 comience a funcionar.