¿Qué es la desalinización?

Tipos de desalinización

La desalinización fue usada por primera vez por los navegantes griegos en el siglo IV a.C., para evaporar agua de mar y obtener agua potable. Hoy en día existen dos tipos principales de tecnologías de desalinización: la desalinización por membrana (RO) y la desalinización térmica (MED, MVC y MSF). La desalinización por ósmosis inversa (RO) utiliza el principio de ósmosis para eliminar la sal y otras impurezas, transfiriendo el agua a través de una serie de membranas semipermeables. La desalinización térmica utiliza el calor, frecuentemente el calor residual de centrales eléctricas o refinerías, para evaporar y condensar el agua para purificarla. En las plantas desalinizadoras más avanzadas, como las que construye IDE, el agua es sometida a un pretratamiento para mejorar la eficiencia de las plantas.

Desalinización térmica versus ósmosis inversa

La tecnología de desalinización RO fue desarrollada inicialmente a finales de los años 50, y ahora se ha convertido en la tecnología de desalinización líder a nivel mundial. Hay muchos procesos diferentes utilizados en la desalinización RO, y al seleccionar una solución apropiada para cada situación entran en juego diversos factores: la calidad de agua de la fuente, la cantidad y la calidad deseadas del agua producida, el pretratamiento, los requerimientos de energía y la eliminación del concentrado.

La RO puede eliminar muchos tipos de moléculas e iones, y hace que el agua sea adecuada para uso potable e industrial. La ósmosis estándar implica un disolvente (como el agua) que de forma natural se mueve desde un área de baja concentración de soluto, a través de una membrana, a un área de alta concentración de soluto. El movimiento del solvente puro reduce la energía libre del sistema al igualar las concentraciones del soluto en cada lado de la membrana, lo que genera presión osmótica. La aplicación de una presión externa para revertir el flujo natural del disolvente es denominada ósmosis inversa. Para crear agua limpia utilizando este proceso, se presuriza el agua de mar o agua salobre contra una superficie de la membrana, lo que causa que el agua libre de sal se mueva a través de ella, y de ese modo libere agua limpia del lado con baja presión.

La desalinización térmica imita el proceso natural del ciclo del agua —evaporación del océano, acumulación en la atmósfera, condensación en forma de lluvia o nieve, y recolección. Como el calor es vital en la desalación térmica, el proceso con frecuencia suele estar vinculado a centrales eléctricas y refinerías para utilizar el calor residual. Existen tres tipos principales de desalación térmica: compresión de vapor (VC), destilación multiefecto (MED) y destilación flash multietapa (MSF).

IDE desarrolla y proporciona tecnologías exclusivas MED y MVC de desalinización.

Destilación MED: El agua se hierve en etapas sucesivas (o «efectos»), cada una a una temperatura más baja, para reducir la cantidad de energía necesaria, y el proceso de ebullición y condensación produce agua potable. De los procesos térmicos, este proceso es el más eficiente en cuanto a energía, anula la necesidad de pretratamiento y tolera variaciones en la calidad del agua de mar. Es altamente confiable, fácil de operar y con bajo costo de mantenimiento. Se puede utilizar con casi cualquier fuente de calor, por lo que es muy adaptable.

Destilación VC: Cuando se aplica calor por medio del vapor comprimido, el agua se evapora y es recolectada mientras que el calor se recicla nuevamente al agua de alimentación restante. La compresión de vapor se realiza generalmente por medios mecánicos, casi siempre accionados por electricidad (compresión mecánica de vapor). Es también muy confiable y fácil de operar.

Con la creciente demanda de agua dulce, junto con el aumento de los costos de las fuentes tradicionales de agua dulce, y las nuevas y más estrictas normas de calidad de agua potable, la desalinización se vuelve cada vez más práctica y económica. IDE lidera esta industria mientras se expande y desempeña un rol importante en el desarrollo futuro de la vida en la tierra.

 

Related Content:
X